Skip Navigation LinksInicio > Consentimientos Informados > Presentación
   
 
   Presentación
   
 

Al profesional sanitario se le exige actuar y se le demanda responsabilidad no sólo si no actúa, sino también si al actuar los resultados no son los esperados.  Pocos temas se le muestran tan sugestivos y comprometidos como el de la responsabilidad sanitaria, si bien, al desarrollarse estas cuestiones en el terreno médico-jurídico, su análisis suele abordarse con poco entusiasmo y cierto recelo.

Por ello, la Junta Directiva de la Asociación Española de Urología ha decidido abordar este importante tema y poner a disposición de todos los Urólogos la información necesaria sobre la Ley 41/2002 sobre Consentimiento Informado, así como actualizar y elaborar los documentos sobre todos los procedimientos diagnóstico-terapéuticos urológicos, ajustados a dicha normativa.

Según el articulo 4 de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica (BOE núm. 274, de 15-11-2002, pp. 40126-40132), el Derecho a la información asistencial del paciente se regula en los siguientes puntos:

1. Los pacientes tienen derecho a conocer, con motivo de cualquier actuación en el ámbito de su salud, toda la información disponible sobre la misma, salvando los supuestos exceptuados por la Ley. Además, toda persona tiene derecho a que se respete su voluntad de no ser informada. La información, que como regla general se proporcionará verbalmente dejando constancia en la historia clínica, comprende, como mínimo, la finalidad y la naturaleza de cada intervención, sus riesgos y sus consecuencias.

2. La información clínica forma parte de todas las actuaciones asistenciales, será verdadera, se comunicará al paciente de forma comprensible y adecuada a sus necesidades y le ayudará a tomar decisiones de acuerdo con su propia y libre voluntad.

3. El médico responsable del paciente le garantiza el cumplimiento de su derecho a la información. Los profesionales que le atiendan durante el proceso asistencial o le apliquen una técnica o un procedimiento concreto también serán responsables de informarle.

Y en el  Artículo 8 se regula el  Consentimiento informado como sigue:

1. Toda actuación en el ámbito de la salud de un paciente necesita el consentimiento libre y voluntario del afectado, una vez que, recibida la información prevista en el artículo 4, haya valorado las opciones propias del caso.

2. El consentimiento será verbal por regla general. Sin embargo, se prestará por escrito en los casos siguientes: intervención quirúrgica, procedimientos diagnósticos y terapéuticos invasores y, en general, aplicación de procedimientos que suponen riesgos o inconvenientes de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del paciente.

3. El consentimiento escrito del paciente será necesario para cada una de las actuaciones especificadas en el punto anterior de este artículo, dejando a salvo la posibilidad de incorporar anejos y otros datos de carácter general, y tendrá información suficiente sobre el procedimiento de aplicación y sobre sus riesgos.

4. Todo paciente o usuario tiene derecho a ser advertido sobre la posibilidad de utilizar los procedimientos de pronóstico, diagnóstico y terapéuticos que se le apliquen en un proyecto docente o de investigación, que en ningún caso podrá comportar riesgo adicional para su salud.

5. El paciente puede revocar libremente por escrito su consentimiento en cualquier momento.

El Texto completo de dicha Ley, asi como todos los consentimientos informados urológicos pueden visualizarse y descargarse desde la pagina Web de nuestra Asociación. Esperamos que esta iniciativa sea de interés y utilidad para la práctica clínica de todos los Urólogos.

 

Todos los derechos reservados Asociación Española de Urología