Skip Navigation LinksInicio > Recursos y Herramientas > Fellowship
   
 
   Fellowship
   
 

Una vez completado el proceso formativo como especialista de urología, es posible seguir un programa de formación más avanzado para adquirir conocimientos y habilidades profesionales en áreas concretas de la especialidad. Para ello existen los programa fellowship. Estos programas consisten en una estancia temporal (generalmente 1 año) en un centro prestigioso que ofrezca formación académica y práctica, con integración completa en las actividades de una unidad especializada.

Qué es un Fellowship
El concepto anglosajón de fellowship corresponde a una fase de aprendizaje-labor clínica o de investigación bajo tutela, a partir de la voz fellow, compañero o colega. Su traducción conceptual al español no es sencilla. La figura del fellow en el ambiente médico-quirúrgico corresponde a un sujeto que se halla en la fase inicial de su carrera profesional y que se integra temporalmente en un grupo súper-especializado ya consolidado con el objetivo de adquirir y consolidar nuevos conocimientos, tanto teóricos como prácticos, interviniendo activamente en las actividades de dicho grupo, recibiendo la tutela de los miembros expertos.  Correspondería quizás a la figura del “meritorio” que antaño se utilizaba para definir a los profesionales que empezaban su andadura integrados en una empresa ya consolidada y aspiraban a progresar mediante su trabajo e interés por aprender. En cualquier caso la figura del fellow lleva ligados los conceptos: docencia, actividad profesional y tutelaje.

Las becas para investigación van ligadas en ocasiones al status de fellow. En este sentido es posible asimilar la figura del fellow a la del becario. En el ambiente de la investigación biomédica esta figura está muy extendida, siendo muchos los departamentos universitarios o empresas con programas de I+D que contratan temporalmente a postgraduados universitarios con el objeto de que colaboren en la tareas de un grupo de investigación ya consolidado, a cambio de formación, remuneración y la opción a situarse profesionalmente en el sector.  La figura del becario en el sector de la investigación biomédica es común en España, lo cual no es extensivo al estamento clínico donde los programas específicos tipo fellowship están muy poco desarrollados.
En España la figura del fellowship de Urología está comenzando a instaurarse pero en USA y en algunos países de Europa es habitual encontrar programas fellowship clínicos para urólogos. Responden a la necesidad de los especialistas junior de reunir conocimientos para desarrollar experiencia en algún ámbito del ejercicio profesional o súper-especialidad.  También las instituciones de prestigio precisan de esta figura que les permite contar con jóvenes especialistas muy motivados, capaces de participar activamente en tareas de investigación, docencia y clínicas. En Urología son clásicos los fellowship de uro-oncología, cirugía mínimanente invasiva, uro-pediatría y urodinamia que desarrollan las principales escuelas internacionales de medicina. En estos programas es fundamental el aspecto quirúrgico práctico, en el que el fellow puede adquirir habilidades avanzadas en intervenciones concretas, bajo la tutela de un equipo experto.

Fellowship en el extranjero

Fellowship clínico
Obtener una plaza de fellowship clínico no es sencillo. Es imprescindible haber superado el examen de inglés para extranjeros  TOEFL y los diversos niveles del USMLE (
http://www.usmle.org/index.html) . No son plazas abundantes y hay muchos especialistas recién titulados que aspiran a ellas. Algunos tardan varios años en conseguirlo. El resultado de una buena formación y posicionamiento profesional es un acicate para ellos. El aspirante debe iniciar el proceso de solicitud de plaza con suficiente antelación, siendo recomendado ponerlo en marcha durante el último año de residencia, con objeto de reunir toda la documentación y avales necesarios para cada programa concreto. Es necesario adaptarse a las condiciones de cada fellowship en particular, cumplimentar los formularios de acceso y reunir la documentación solicitada. Las aptitudes y el currículum del candidato, su declaración de intenciones, así como los avales de otros urólogos son fundamentales. La entrevista personal es protocolaria. Para los urólogos españoles se añaden dificultades como el idioma (dominar el inglés o en caso de otros países el idioma correspondiente), una cultura diferente y el cambio de residencia a otra nación.
En España hay muy poca tradición de esta modalidad específica de fellowship clínico, si bien existen modalidades alternativas que responden al modelo sanitario y docente de nuestro país. Es común que muchos especialistas renueven el contrato una vez concluida la residencia y permanezcan uno o dos años como “adjuntos junior” o “adjuntos de guardias” en los servicios de urología donde se formaron, firmando contratos temporales. El objetivo es doble, por una parte consolidar y desarrollar conocimientos, sobre todo quirúrgico, y por otra, optar a permanecer en el servicio de urología si surge una plaza vacante. Algunas de estas opciones se aproximan al concepto de fellowship pero responden más a necesidades laborales o coyunturales que a docentes y no suelen reunir garantías a este respecto.  Otra limitación de estas fórmulas es que suelen estar dirigidas a residentes del mismo hospital, sin convocatoria abierta. Otras posibilidades de formación después de la residencia en España son las becas en un departamento universitario de investigación básica ligado a un departamento clínico, o bien inscribirse en un master clínico (en hospitales con perfil universitario). Además de que los aspectos investigador y docente están garantizados en cada una de ellas, pueden permitir una relación con las actividades médico-quirúrgicas.

Las posibilidades de realizar en España un fellowship clínico en urología son muy limitadas, si bien es previsible que esta fórmula vaya creciendo a medida que aumenten las demandas de formación súper-especializada de los profesionales junior y que las instituciones de prestigio descubran las ventajas de desarrollar su propios programas fellowship. Las formulas alternativas al fellowship en nuestro país (becas, contratos temporales) pueden reconvertirse en programas oficiales de formación para súper-especialistas.

Ver Mi Experiencia Personal

ir al inicio

 

Todos los derechos reservados Asociación Española de Urología